Vámonos para Santiago – Hermanas Cisternas

Uno de los lugares visitados desde el año 1966, y que más nos impresionó por la cantidad de cantoras que vivían allí, fue la comuna de Quirihue. Afortunadamente, en la actualidad existen jóvenes investigadores e investigadoras que están recorriendo la zona y rescatando la riqueza musical de esos antiguos repertorios, ritmos y afinaciones de la guitarra, que aún perduran en la memoria de sus pobladores.

En febrero de 1982 conocimos al dúo de las hermanas Palmenia y María Cisternas, más conocidas como las Patitas, que habían sido famosas en Cobquecura y luego en Quirihue. En esa fecha ya no cantaban, pero amablemente aceptaron conversar y  permitieron que pudiéramos grabar algunos de sus temas.

Oriundas de Cobquecura, solían cantar en comidas que ofrecían en su propia casa, siendo su especialidad los patos asados. De ahí su sobrenombre “Las Patitas”. Alrededor de los años 50 se trasladaron a vivir a Quirihue, donde continuaron con su oficio de cantoras. Sus voces, primera voz aguda acompañada por una segunda voz, reflejaban el estilo de esa época. Tonadas y cuecas eran el repertorio que más cantaban.

«Yo busco los versos. Pa’ retar o pa’ decir lo que quiero»

Esta es una cueca amatoria que relaciona distintas ciudades con sus amores. “Vámonos para Santiago/ que allá está todo lo bueno”, significa, entonces, que es en Santiago donde se encuentran los amores buenos. Como siempre la poética es fina y sugerente.

Las Patitas fue uno de los últimos dúos de cantoras que conocimos. Tocaban en afinación por común. Otros dúos como Las Pavitas en Rafael se acompañaban con guitarra y arpa; las hermanas Olate en Chillán viejo tocaban en guitarras afinadas por común; Zulema Aguayo y su hermana en el fundo Roa también se acompañaban con guitarras, pero una de ellas afinada en un tono más bajo; Carmen Donoso y su hija en Penco tocaban con dos guitarras; las Pimientas en Arauco se acompañaban de arpa y guitarra.

Muchos de estos dúos fueron famosos en ramadas, fiestas, o lugares de comida. En su mayoría unían una voz aguda junto a una segunda voz.

Vámonos para Santiago

Cultor (a)               Hermanas Cisternas – Las Patitas
                                 Quirihue, Provincia de Ñuble, Región del Biobío

Recolector:              Patricia Chavarría Z.
Año:                          1980
Afinación:                Por común
Temática:                 Amatoria

Estructura Métrica Estructura Musical
Copla 1-2-2-3-4-1             a-b-b-a-b-b
Seguidilla 5-6-7-8-9-10-11-12              a-b-a-b
Remate 13-14 b

 

1             La vida                   Vámonos para Santiago      
2             La vida                   que allá está todo lo bueno
3             La vida                   que llegando a la estación  
4             La vida                   allá nos embarcaremos                                                    

5                                             Un amor tengo en Talca     
6                                             otro en Santiago  
7                                             otro tengo en el puerto      
8             Moreno                  de Talcahuano     
9                                             de Talcahuano sí 
10                                           de Talcacura        
11                                           otro tengo en el pueblo      
12           Moreno                  de Cobquecura.   

13                                           Hay que saber querer        
14           Moreno                  viva el placer 

Cueca: Vámonos para Santiago
Cultor: Dúo las Patitas
Afinación: Por Común

Disposcición de las cuerdas:

1. Mi
2. Si
2. Sol
3. Re
4. La
5. Mi

Tonalidad: Mi Mayor 

En el registro de audio la guitarra está medio tono mas bajo.

Cueca a dos voces caracterizada por un estilo más citadino, en momentos acercándose al canto lírico. El tratamiento de las voces presenta secciones en intervalos de tercera al unísono y en alguna ocasión cuarta justa o una de las voces se silencia.

El canto se caracteriza por el uso de vibratos, portamentos, y falsete.

En cuanto al ritmo, tiene un aire cadencioso y utiliza un rasgueo en compás de 3/4  muy común entre los toquíos de la cueca campesina.

 

Rasgueo

 

El remate presenta una variación del inicio de la frase A y termina con la segunda parte de la frase B.

Aqui puedes descargar la Partitura y Tablatura.